31 diciembre 2007

GUARDIANES ATLANTES


La Atlántida es otro de los mitos que me han robado unas cuantas horas de lectura e investigación... pero han regresado convertidas en increíbles inspiraciones, provocando vuelos a mi imaginación.

DEMOLEDOR • GLADIADOR


Lápices grafito, colores
y photoshop.

HIPOLITA


Hipólita (en griego IPPOLÝTES) era la reina de las amazonas en la mitología griega. Ella poseía un cinturón mágico otorgado por su padre Ares, el dios de la guerra.
El noveno trabajo de Hércules era conseguir su cinturón mágico...
Una de las versiones de este mito es que Hipólita se enamoraba de Hércules y le entregaba su cinturón por propia voluntad...

MERCENARIO


Lápices grafito, colores
y Photoshop...

30 diciembre 2007

AYAX TELAMONIO




Homero en la Iliada lo describe como un guerrero de gran porte y de fuerza colosal. Nunca fue vencido y ni siquiera fue ayudado, como el resto de los personajes de la Iliada, por sus dioses...

19 diciembre 2007

POSTALES NAVIDEÑAS



En esta Navidad recibe la bendición de Dios, aceptando al recién nacido como el renacimiento de tu propia vida.













(El vínculo te lleva a la Postal NAVIDAD 2008 )

21 noviembre 2007

CUENTO PARA NIETOS SIN EDAD

Cuando noté que se habían acercado lo suficiente. Desde mi cómodo sillón del patio, dejé deslizar hacia ellos, una imantada pregunta.
—¿Saben que los números tienen magia?
La pequeña Lucía abre sus enormes ojos azules, no duda en arrimarse.
—Contanos abuelo, contanos –Me dice–.
Los otros, el resto de los nietos, que conocen el poder de convicción de su primita, y mi excesiva predisposición, se acomodan. El ritual del cuento vuelve a repetirse. Esta vez, el sábado de cumpleaños evoca la conciencia del tiempo, y parece instalarse en los doce nietos, haciéndolos formar un casi perfecto semicírculo a mi alrededor.
Endurezco la mirada, y mi dedo índice semiencorvado, los apuntaba a todos para decir:
—Hora de abrir los ojos de ver profundo, y de agudizar los oídos para oír lo invisible.
Bastaba esas palabras para que los niños se enciendan de colores y crezcan en entendimiento. Podía empezar así, o decirles que «era la primera vez que alguien iba a escuchar esto» o usar otras formas similares, la idea era lograr un efecto magnético.
Me acomodo al sillón, como para no estar tan aferrado a el. Y empiezo:
—Como ya saben, soy parte de una familia de ocho individuos. Papá, mamá y seis hermanos. Yo, el más chico de todos. Así, por accidente, me he ganado ser el número ocho. Ese es mi número –Les explico que era un juego imaginario, donde a cada miembro de la familia yo le asigno un número– Y no hay forma de hacer trampa, es por riguroso orden de antigüedad. Así, mi papá, era el uno; mi mamá, el dos; mi hermana mayor, el tres; la que le sigue, el cuatro; y así sucesivamente. La forma que adquieren ellos, es la de sus correspondientes números. Pero yo, no me quiero quedar con sólo eso. Me obligo a asignarles un color a cada uno. Para ello imagino un arco iris y ahí los ubico. Esta vez sí, en cualquier orden. Dicen que son siete los colores de ese fenómeno, no importa, invento un color para alguno de ellos. Y como el más pequeño, debo hacer valer mis caprichos como justos derechos. Que el verde sea mío, y todo está bien. Total, nadie sabe de mi juego.
Mi ocho es verde y siempre lo será, como el árbol de las hojas perennes.
El ocho verde es mi antifáz en las picardías, es el grillete prisionero del castigo injusto. Son mis alas de vuelo y mi hélice a la hora de soltar y volar la creatividad. Pero me gusta más, mucho más pensar que por cada uno de los huecos del ocho, puedo mirar tanto por el de arriba como por el de abajo mi pasado, mi futuro, y viceversa. A veces, me tiento y miro los futuros y pasados de los otros, los sé al de todos pero nunca nada les digo.
Mientras yo hablo, ellos, mis nietos, van jugando a que crecen y todo lo entienden, Marcos y Paula, llegan a una presencia adulta de treinta y pico de años. Los otros van variando de edad según les moviliza lo que les voy contando.
—¿Y los otros números qué hacen?
Pregunta Lucía inquieta, acaba de aterrizar en unos quince años, y ha calculado, según mi tabla, que su número es un tres.
Hago un gesto con mi cabeza, como diciendo que acabo de llegar esa parte.
—Les cuento.
Introduzco cualquier número primero, y sigo aleatoriamente con cualquiera (...quiero dejar el tres de Lucía para el final).
—Por ejemplo el seis –y lo dibujo en el aire lentamente– tiene un ojo espía en su panza y una manija en la cabeza, el hueco del seis, nos deja ver los colores de toda gente. El siete, número de los dones, trazado al vuelo de abajo hacia arriba, tiene el suelo en el techo. Debe ser así, porque sus pies se apoyan en el cielo.
En el transcurso del relato. Algunos de los nietos ya alcanzando una sobrada adultez. Y alternan sus edades, según yo voy dificultando la conversación. Lo cierto es que nadie se pierde nada. Eso es parte del poder mágico de los números expresados en presente en clave de recuerdo. Se prenden, si quieres, en las edades de cada entendimiento.
—El uno manda es una flecha apuntada a nuestros nortes más profundos. El dos, también manda, muy apoyado en la tierra, asoma la cabeza del cayado de un pastor. El cinco, es metamórfico, puede ser un rojo gancho, o una hoz, o un signo de pregunta, a veces es una «ESE» como la de la misma sabiduría. El cuatro posee la cardinalidad, apunta al cielo, a la tierra, el este y al oeste, y se quiebra en las uniones, para aparecer en todas partes.
Mientras termino esa descripción, dibujo lentamente esa cifra en una imaginada pizarra de la nada. Para hacer cómplices con mi mirada, al resto de los niños crecidos, del Tres que se viene.
—El tres es el número de... (jrrrmmmm)
Me hago el que toso. Y Lucía, que ni siquiera pestañea, contiene el aire.
—El tres es el número de Dios.
Arranco nuevamente. Para disfrutar, por dentro y enormemente, de su exhalación sin disimulo.
—El tres es un número, que contiene muchos otros, con un tres y un espejo haces un ocho. Con el mismo número cerrando el ojo de abajo hago un seis, y si cierro el de arriba, hago un nueve que es tan bueno como el seis. Si se mira para el otro lado, es una «E» como la que tiene la estrella. Y si apunta para abajo es una «EME» como la de una mamá. En esta misma posición, a su vez, dibuja la parte de arriba de un corazón, o sea, las aurículas que lo hacen latir.
Lucía sonríe y piensa:
—(Todo eso soy)
Da vuelta su tres muchas veces. Y suma tres veces el treintra y tres. Siente el peso y la alegría de vivir casi un siglo.
—¡¡¡Todo eso soy!!!. Suelta emocionada, Lucía, y esta vez lo dice en voz alta.
—No hay ochos entre nosotros abuelo.
Me dice, interrumpiendo, el «sabandija» de Camilo, que acababa de igualarse a mi edad.
—Usen su imaginación y a sus números denles el poder que quieran, y sean inmortales.
—¿Inmortales?
Su excepticismo, fruto de conocer casi todas las ciencias, me abruma. Adivino su pensamiento inquisidor, como el de un verdadero cuatro amarillamente intenso.
—Con nuestros ochenta, abuelo... El tiempo ya nos hizo lo suyo ¿...no?. Inmortales bahh, vuelve a murmurar por lo bajo...
Estamos casi en el umbral del adiós.
Me llega su luz, y recurro a sus mismos argumentos, sustentado en todas sus ciencias.
—Es cierto, Camilo, el tiempo nos ganará la pulseada de la vida terrenal. Este ocho (señalándome con mi propio pulgar) se tumbará y caerá, pero, paradójicamente, habré vencido al tiempo... porque seré otro número, seré todos los números, esta vez invencible, porque ese ocho representará al infinito...

18 noviembre 2007

ATILA Y OTHAR


Atila era el rey de los Hunos, hijo del rey Mandzuk. Por su crueldad y ferocidad en occidente le llamaban el "Azote de Dios"...
El mismo decía que donde su caballo (Othar) pisaba nunca más crecía hierba. Algunos historiadores cuentan que posiblemente Othar tenía al costado de su montura bolsas perforadas de sal . Entonces iba soltando sal a su paso. Luego difícilmente crecería algo por ahí...
(¿sería alguna costumbre huna de hacer caminos?)

10 noviembre 2007

ELITE DRAGON • GUERRERA DEL DESIERTO


Casi todo en lápiz de grafito
y toque de luces en photoshop...

02 noviembre 2007

JUGAR A ELEGIR PARA JUGAR A SER





Escarbo en la memoria de la infancia para descubrir mis juegos preferidos.
Me encuentro con muchos, con los buenos y con los malos, los largos y los cortos, los tediosos y los divertidos, los que son de colores y los otros más comunes. Pero me sorprendo, gratamente, con el mundo de los juegos inventados por mi. Estos son mis preferidos. Según pasa el tiempo, estas creaciones son más y más sofisticadas. Me alegro más, cuando entiendo que estas materializaciones de la pura imaginación son manejadas con el grado de maestría. Y claro, son mis reglas, adaptadas a nadie más que a mí.
Otros manipuladores juegos psicológicos, también perfeccionados, me hacen escapar cómplices sonrisas. Sobre todo por ese, que me hace pasar inadvertido casi todo el tiempo, para aparecer desplegado y brillante al lado de la elegida de turno para sorprenderla y enamorarla.
Cuando intento dar por cerrado el trabajo de acordarme de las lúdicas horas de cada etapa de la vida, me dan unas ganas locas de jugar. Y son tan fuertes las ganas, que equivoco a propósito el paso y entro más profundo. Entonces, me encuentro con muchos «yo». Con uno de 5 años, desarmando el juguete de las luces. Con otros tantos de 6, 7 y 8 que quieren jugar a esconderse. Mientras que un sombrío de 9, animado por el grandote de 16, se ocultan detrás de una hoja de papel y un lápiz trazando intrépidas máquinas y armas de los innumerables nuevos héroes que salen de esas imaginaciones. El de 10, quiere jugar a la pelota, no es hábil pero lo motiva imaginarse ser un nuevo crack del club de sus amores. El otro tiene un año más, y empieza a jugar en lo más profundo de su corazón que se enamora. El de 12, se revela, es el terror del barrio. El que le sigue, lo mira sobradamente, cuestionándolo. El de 14, era mejorcito, pero la soledad lo abruma, sueña juegos dónde él es el amo del mundo. El de 15, conoce que un beso no es un juego y enloquece de gusto. El de 17, es tímido, pero suena en las cuerdas de un piano que lo hacen jugar vibrando la música en su alma con los sonidos que va descubriendo. El de 18, se desdibuja un poco, no se qué hace, por que no sabe qué quiere. El de 19, lo visten de verde y le ponen un fusil, es obligado a jugar a una estúpida obediencia. Y los otros, los siguientes, no están, no juegan o no los veo. Ya sé, los descubrí. Se están olvidando de jugar. ¡Piedra libre para todos! Grita un joven futuro yo, más sabio y lleno de luz. Nos convoca y decido jugar con todos a las «descubridas». Soy todos ellos, aun los invisibles de los casi últimos 20 años. Los pasados y futuros se convierten en mi propio presente, los animo a todos desde esta eternidad, los concilio en mi, soy todos ellos, los cuido, los elijo, trasciendo y soy feliz por eso.

MOTO KANEDA • GHOST RIDER


Un Crossover Manga y Marvel... Kaneda (de Akira) y el Motorista Fantasma

24 octubre 2007

LA VERDAD DE LOS VIENTOS (Viaje Chamánico)

Con la certeza de saber
que siendo una parte del Uno ya soy el UNO,
me detengo en el punto donde más puedo abarcar,
y pregunto por mis próximos destinos,
demandando respuestas, a los cuatro vientos...
Desde el Sur... dónde mi cuerpo se sostiene en la vida,
se levantan ráfagas al son de mis latidos.
Desde mi Oriente donde moran mis emociones,
brotan huracanes con la suficiente fuerza
como para derribarme y tirarme
al barro cada tanto...
Fenómeno que veo enfrentarse casi a diario
con el ciclón de mi Oeste donde duermen
los efluvios mentales de mi razón...

(Sé que esas brisas, después de andar malherido
por esas luchas, muchas veces, me saben levantar.)

Pero mucho más importante es el instante
cuando se manifesta mi Septentrión revelador,
trayendo el fogoso soplo del Espíritu
que sostiene mis latidos,
que vacía mi mente y corrige mis emociones...
Se concilian en intuición, entran en sintonía,
se amansan y se vuelven céfiros
con el propósito de hacerme trascender al Yo Total.
Entonces alineadas mis potencias,
viajo a los tiempos de la hermosura,
conquista, victoria e inspiración.
En esa plenitud veo surgir las respuestas,
todas las respuestas y son tantas
que a la luz de mi ser íntegro,
se convierten en una sola...
Y yo las bautizo con el nombre de mi Verdad.

WITCHBLADE


Inspirado en la creación de Marc Silvestri y Michael Turner
Esta ilustración es mi versión entintada y coloreada en Photoshop

21 octubre 2007

11 octubre 2007

HOMENAJE PUMA

Parece un Thundercats...
pero no es.
Tampoco es un X-man...
Es una alegoría
de la Garra Puma...


14 septiembre 2007

RESPUESTA A LO NATURALMENTE SOBRENATURAL

Es natural
dejar actuar a los sentidos,
es natural
crecer y envejecer,
es natural
festejar el tiempo caminado,
es natural
trasgredir y romper las formas,
es natural
que las hormonas exploten
e invadan las cuestiones más elevadas.
Además, es natural
que lo natural todo me lo responda.
Y sobre todo es natural
que la fuerza del universo me fluya
a lo eternamente sobrenatural.

METAMORFOSIS CHAMANICA

El cuento graficado a lo comic....
























....
...
.
El Texto solo....
Después de Caminar largamente y en silencio llegamos a la montaña elegida... al pie de la misma, Achimtaya rompió el silencio: "...Es tiempo, el recorrido de tu camino recién empieza y todavía hay mucho que andar, aprende lo que necesitas que te están esperando", luego, el anciano chamán dejó salir, como murmurando, otros indecifrables sonidos de su boca... levantó su mano, yo me arrodillé y el posó la mano sobre mi cabeza...
En los veinte años de caminar con él había aprendido mucho y visto más de lo que a un simple mortal se le permite ver, pero ese último toque había sido único... en pocos segundos recordé todas sus enseñanzas y vivencias, como si estuvieran en el mismo presente... Y como otras veces... cuando llevanté mi vista el anciano ya era parte del viento...
Al pié mi montaña (mi apu), cerré mis ojos y esperé su llamado. Cuando sentí su permiso me subí a ella para detenerme en el borde del precipicio más profundo. Solté mis prendas, respiré lento como para contener el viento y profundo como para oler mi sangre y la médula de mis huesos. Contemplé mi interior y todas sus potencias, a la vez que iba asintiendo que estoy en sincronía con el corazón de la tierra, del aire y la naturaleza toda. Y me aseguré que esta verdad así sea...
Fue en ese momento donde empezó a gestarse el deseo de ver los verdes nunca vistos, de descubrir cada hilo de agua inexplorado, y presenciar todos mis inéditos futuros desde las alturas. Para ello, extendí mis brazos y abracé simbólicamente al sol, solté el aire y me lanzé al vacío para confundirme en veloz mimetización con el aire. Mis brazos, tomaron una fuerza increíble, se estiraron y se emplumaron. Mi cuerpo se volvió aerodinánico. Mi cabeza se concentró en un rojo infinito. Mis piernas se encojieron y mis pies se hicieron garras. Entonces, fui casi una gran flecha con un luminoso collar deteniendo la vertiginosa caída... Empecé a flotar en la mitad de la cordillera andina, venciendo las leyes de la física... Finalmente me sentí coronado como el cóndor rey de los aires...
Volé por horas, mi tiempo fue el todo, mi vuelo fue la paz, y la vivencia plena. Todo ello, me hizo subir a otras alturas de la conciencia, y encontré los nidos restauradores y dadores de vida, descubrí los reparadores del sueño, comprendí las milagrosas medicinas que lo sanan todo. Y me elevé más y volé hacia el sol y encontré con los ojos de atravesar lo cotidiano, mi primer templo etérico de luz, portal de Shambala, de la Jerusalén Celestial, del Olimpo, de los Campos Eliseos, del Valhala y cada uno de las moradas eternas de mi único Dios. Entonces, elegí que sólo a El me dejaré volver.

Esta es parte de una historia que algún día les contaré...

PAITITI


Chamán Guardián de Paititi (La Ciudad Dorada)

OCTUBRE

Pequeñita pero poderosa bitácora organizadora del año entrante serás. Pensé bendiciendo el regalo de unos amigos para mi cumpleaños. Era una agendita colorida y vistosa con entretenidos pensamientos e ingeniosas frases para meditar y enriquecer el espíritu. Estas quizás me ayuden al proyecto de inmortalizarme o se burlen para siempre de un mediocre destino de sobrevivir. En la noche de ese día me hice de un tiempito, me quedé entretenido, escribiéndole algunas direcciones de correo y algunos teléfonos. En los días del calendario marqué las fechas que quiero recordar, cumpleaños y otros aniversarios igual de memorables. Así lo fui haciendo mes a mes.
Pero al llegar a octubre una emoción extraña tomó mi piel para sudarla y electrizarla. Debe haber sido un recuerdo, pensé. Me sorprendo más –justo estamos en octubre–. Me vienen infinitas metáforas con tono de definición, y todas para el mes en curso. Por ejemplo, «si octubre fuera una hierba, sería la más florida y florecida»; «si octubre fuera un animal, debería ser un felino, cazador creativo e intuitivo»; «Si fuera sonido serían las primaveras de Vivaldi y Piazzola sonando en alternancias»; pensé en las madres, en las razas y las históricas revoluciones, entonces dibujé en mi cabeza que «si fuera un monumento sería a la madre pero de todas las razas y de las más revolucionarias y revolucionadas»; además veo que «todos sus días son de colmada y generosa primavera»; «octubre es el décimo»; «el de la hora diez»; «es el decano de los meses»; «una sota de oro para el calenario»; «más que un diez se saca un ventidos en días de libriano equilibrio». Me río pero no puedo dejar de ver a los meses como un entretenido equipo donde once juegan, uno de ellos descansa y nadie sabe quien es. Pero seguro que enero va al arco, que setiembre es el goleador. Y mayo de cinco acompaña en el medio campo al mes en cuestión. Octubre es el número diez y juega de armador a su equipo. Eso no es poco, es mucho ¿verdad?
A veces me pregunto si equivocarse es tan malo, necesito respuestas sobre eso. Creo que no –me digo– ellas me hicieron lo que soy. Sin embargo el cielo, el creativo octubre, el tiempo y mi inmortalidad me dan una pista, me tientan a escarbar y descubrir otros secretos. La iluminación me hace volver a la interioridad más profunda, para explorarme, implotarme y sin querer descubro la clave para viajar por el tiempo (¿...sin querer?). Me hago infinito, partiendo de este mes. Pienso entonces que debo visitarme en los octubres de mi vida, para regalarme desde que nací lo que hubiera querido yo aprender antes. ¡Claro!, eso es, ellos no me verán pero escucharán mis susurros y sugerencias, me sentaré al lado de mi y de mis padres, de mis hermanos y amigos, al lado de cada maestra, de cada profesor, e instructor, y cuando vuelva de este loco vuelo habré cambiado para mejor.
Y así fue, que viajé a los meses más primaverales de mi vida, ordenando cada desorden. Reaprendiendo cada desaprendizaje. Y por cada distracción me regalé una sobredosis de puro arte. Fue todo tan rápido, créanme, cada día de octubre duraba escasos cinco segundos pero eran momentos increíblemente poderosos. Dos minutos y medio de promedio por mes. Que multiplicados por treinta y seis, mi sesión de revisar y corregir mi vida duró algo así como una hora y media. Mientras, una ansiosa inquietud, pregunta qué pasará después terminar el último día del octubre de este año, si habré cambiado o seré la misma persona. Quizás fue este ánimo el que aceleró las cosas, no importa.
Lo más increíble pasó cuando terminé de hacer lo mío, regresé a mi sitio, a mi siglo, año, mes, día y hora, y realmente me sentí mejor, mucho mejor, orgulloso y satisfecho... me interrumpe el timbre de casa y despacio golpean mi puerta e insiste con el timbre. Con muchas dudas no resisto a abrirle a pesar de ser casi medianoche, un anciano que soy yo, lleno de luz y sabia elocuencia me da la mano, y con la otra apunta su sien que es la mía. Como ves ya puedo hacerme visible a tus ojos, por que ya sabés el secreto. No tengo más que cientocincuenta segundos para vos, aprendí con los años que es mejor así, me visito un día en el mes de cada año y mientras se esfumaba delante de mis ojos me dejó un sobre con el título de «Instrucciones para agendar siempre», y desapareció por completo. Adentro del sobre hay una carta corta y concisa, que decía, «No te olvides de tomar nota en tu agenda y recordártelo cada año, porque cuando llegues a donde yo estoy debes rehacer por segunda y última vez este viaje de nuevo a tu edad. Y por ahora toma sólo tu memoria y reescribe en ella que una mujer soñada te va a amar siempre. Y serán eternos compañeros. Ella sueña encontrarte, mañana la reconocerás vestida de primavera, lista para enamorarse. Ella me dijo alguna vez que desde aquel día que la conociste nunca dejó de pensar en nosotros (en mí), sólo que por ahora ella no lo sabe porque aún no te conoce. Y ahora agrega a tus metafóricas definiciones que octubre será también tu mes del amor.
AJMR - (Escrito en octubre 2003)

31 agosto 2007

DRAYINYANG













YING Y YANG

Desde mi centro
contemplo ...
una sombra que
me guía en la luz,
y una luz que
me abre paso en la tiniebla...

Tal como si se necesitaran
una de la otra,
en un ciclo infinito
de sombras y luces,
de claros y oscuros,
y de muerte y vida,
van definiendo
su lógica simbiosis...

La Ilustración: Son Dragones equilibrados y desalados (... y muy orientales)

MAGIARTE

De pequeño me fascinaba
el mundo de las fantasías...
Tanto, que soñaba ser mago...
Pero en algún momento
asumí que no tenía el talento...
así que... dibujé, canté y escribí...
para ir descubriendo
una a una las dimensiones del arte...
entonces supe que todo ello...
era como la magia...

DEIDADES ANTIGUAS





Hefaistos (Vulcano para los romanos) y Cernunnos (El astado dios de los celtas).
Lápices de Colores con retoques en Photoshop.

30 agosto 2007

176 NOTAS EN 22 CLAVES PARA EDIFICARTE

Este es el primer libro de una serie de cinco que completan una Pentalogía. No pretende ser un manual de autoayuda sino que es la expresión de un plenificador estado contemplativo.
Estos 176 aforismos (pensamientos o sutras) si apuntan a mi propio desarrollo y camino espiritual.

Los transcribí análogamante como si componieran octavas musicales completas. El título es casi accidental... ya que escribía de 8 en 8 según el tema "Vida", "Niñez", "Alma... etc", y resulta que el mismo numerológicamente tiene que ver con el equilibrio de la conducta humana... y así fueron 22 veces (por eso a los 22 temas les puse claves como si fueran claves musicales) (22 x 8= 176). Y el 22 representa la maestría o al maestro. Significados que encontré cuando ya los tenía escritos y acomodados. Todas esas coincidencias y casualidades (o causalidades) provocaron que me animara a publicar este primer libro (ISBN 987-20465-9-X). En esa misma temática y caracter tengo cuatro más casi listos esperando salir a la luz. Los títulos son similares cambia el edificarte... por "Para tu libertad", "para el Reino", "Para tu Paz" y "Para tu Ascención"....

Prólogo: (de mi Hermana Inés)
Nada me es más grato que prologar este bellísimo libro de aforismos de mi querido hermano Antonio. Estas 176 notas en 22 claves contienen en apretada síntesis toda la sabiduría de quien se deja llevar por el elevado canto de las musas. Pero aquí me rectifico, porque las musas representan para el literato la encarnación de la inspiración profana, de esa inspiración que se entreteje ante todo bajo los códigos sutiles de la belleza, desentendiéndose si se quiere del cariz sagrado que la subsume.
No dudes, lector, que lo que tienes entre tus manos es mucho más que una obra dictada por un canto de tenor profano. Ella está transida de una inspiración muy superior, si se quiere mística y profética, propia de quien habita el reino verdadero de la Palabra, donde lo bello poético es coronado por lo bueno que persigue el santo y por lo verdadero que busca el sabio.

Bello, bueno y verdadero eran aquellos ‘trascendentales’ del ser en que creían los clásicos cuando la maravilla de lo real se le hacía patencia inevitable. Si lo real era presencia que interpelaba al hombre, debía ser bello, bueno y verdadero. Así hemos presentido la prístina palabra de estas notas, exquisitamente superadoras de toda mera filosofía, y haciéndose poesía que expresa lo inefable de lo inspirado, no necesariamente sabido pero sí imperiosamente vivido.

Así como la Palabra revelada por Dios, hecha Logos salvífico, nada tiene que envidiar a la palabra develada por los hombres, hecha logos racional, menesteroso y humilde a veces, soberbio y fundamentalista la más de las veces, nuestras notas, lector, te sorprenderán por esa verdad revelada-develada que se hace caricia, aunque aún envuelta en el enigma de la palabra que esconde su plena epifanía. Por eso la verás subyugante y sobrecogedora, interpelándote el alma.

Todos hemos emprendido el ascenso de nuestra propia escalera vital, desde el peldaño de la niñez, inocente y promisoria, en procura de llegar al último de la plenitud transidos de la Esperanza que nos baña de "la sana perseverancia de la espera", de la Fe que compartimos creyentes e increyentes pues ella "nos va revistiendo de las certezas que hacen mover el mundo" y del Amor, virtud de virtudes, que "permanece para siempre y nos trasciende" invitándonos al banquete salvífico de la comunión entre los hombres y obligándonos a volver a la Fuente eterna en que el Arcano se hace Palabra, camino, verdad y vida.

Aunque no todos hemos sido tocados por la gracia plenificadora, que es don y compromiso inexorable, te invito, lector, a navegar por las aguas de la confianza infinita que brotan de este manantial de notas edificantes. Arrójate a ellas, déjate bañar, y verás que unas gotas de la Gracia habrán salpicado tu alma.

Inés Riego de Moine

Introducción:
Pude ver que la escalera de la elevación del hombre parte de Dios hacia nuestro mismo centro. Contemplo su forma en caracol y percibo la transparencia a nuestros humanos ojos. Ella se sostiene por el pilar de las virtudes. Es una columna enorme, que se agudiza en su parte superior y va cobrando una luminosidad tan grande, que me enceguece y no puedo distinguir su ápice.
Su base es la pura Esperanza. Es ancha como para abarcarnos desde el naciente al poniente y nunca perderse. Esa característica nos baña de humilde sabiduría y conocimiento en la sana perseverancia de la espera.

Luego, más adelante, más arriba, el sostén se convierte en vigorosa Fe, que libremente nos va revistiendo de las certezas que hacen mover al mundo.

Y en una tercera etapa, más elevada y espiritual, el pilar se transforma en perfecto y luminoso Amor. Y es tan grande esta virtud, que supera la dimensión de esta vida, ya que permanece para siempre y nos trasciende (cfr. Cor 13).

Entonces supe que todas las obras que edifican al hombre empiezan con un inspirado pensamiento. Luego, estos se convierten en proyectos y de ahí, los otros pasos de su materialización.

Sé lo que estoy sintiendo. Lejos de estar en la torre de la confusión babélica (cfr Gen 11, 1-9), me siento en un maravilloso Pentecostés, que va hablando en el mismo idioma del entendimiento (Hch 2, 1-11). Es un dulce viento que va haciendo de cada grada móvil brotar un sonido, una nota por peldaño, para que desde un golpe de todos mis sentidos pueda distinguir estas primeras 176 notas divididas en 22 claves.

De aquí en más, las claves y las notas de los sonoros escalones.
A.J.M.R.

Algunas páginas del libro...


Espero que lo hayan disfrutado,
aunque sólo puse unas poquitas.

NARUTO BEYOND




Esta es mi versión de Naruto un poco más viejo y desmanguizado.

TAROT • EMPERATRIZ Y MUERTE

La Emperatriz
casi un gráfico
vectorial.
La muerte Anúbica...
Boceto coloreado
en Photoshop.

26 julio 2007

MORTAL KOMBAT


Shujinko vs. Taven
Entintado y coloreado Digital.

14 febrero 2007

08 enero 2007

ANIMACIONES PARA MSN



















Estas son algunas animaciones personalizadas para el msn (caricatura mía). Y una colaboración para mis paisanos (a los emoticons les faltaba uno con un mate)

THUNDERCATS


Pumyra • Leono • Cheetara
Casi todo digital...

ARMADURAS






























Algunas Armaduras
para otra de las convocatorias
de XPRMN