30 agosto 2007

176 NOTAS EN 22 CLAVES PARA EDIFICARTE

Este es el primer libro de una serie de cinco que completan una Pentalogía. No pretende ser un manual de autoayuda sino que es la expresión de un plenificador estado contemplativo.
Estos 176 aforismos (pensamientos o sutras) si apuntan a mi propio desarrollo y camino espiritual.

Los transcribí análogamante como si componieran octavas musicales completas. El título es casi accidental... ya que escribía de 8 en 8 según el tema "Vida", "Niñez", "Alma... etc", y resulta que el mismo numerológicamente tiene que ver con el equilibrio de la conducta humana... y así fueron 22 veces (por eso a los 22 temas les puse claves como si fueran claves musicales) (22 x 8= 176). Y el 22 representa la maestría o al maestro. Significados que encontré cuando ya los tenía escritos y acomodados. Todas esas coincidencias y casualidades (o causalidades) provocaron que me animara a publicar este primer libro (ISBN 987-20465-9-X). En esa misma temática y caracter tengo cuatro más casi listos esperando salir a la luz. Los títulos son similares cambia el edificarte... por "Para tu libertad", "para el Reino", "Para tu Paz" y "Para tu Ascención"....

Prólogo: (de mi Hermana Inés)
Nada me es más grato que prologar este bellísimo libro de aforismos de mi querido hermano Antonio. Estas 176 notas en 22 claves contienen en apretada síntesis toda la sabiduría de quien se deja llevar por el elevado canto de las musas. Pero aquí me rectifico, porque las musas representan para el literato la encarnación de la inspiración profana, de esa inspiración que se entreteje ante todo bajo los códigos sutiles de la belleza, desentendiéndose si se quiere del cariz sagrado que la subsume.
No dudes, lector, que lo que tienes entre tus manos es mucho más que una obra dictada por un canto de tenor profano. Ella está transida de una inspiración muy superior, si se quiere mística y profética, propia de quien habita el reino verdadero de la Palabra, donde lo bello poético es coronado por lo bueno que persigue el santo y por lo verdadero que busca el sabio.

Bello, bueno y verdadero eran aquellos ‘trascendentales’ del ser en que creían los clásicos cuando la maravilla de lo real se le hacía patencia inevitable. Si lo real era presencia que interpelaba al hombre, debía ser bello, bueno y verdadero. Así hemos presentido la prístina palabra de estas notas, exquisitamente superadoras de toda mera filosofía, y haciéndose poesía que expresa lo inefable de lo inspirado, no necesariamente sabido pero sí imperiosamente vivido.

Así como la Palabra revelada por Dios, hecha Logos salvífico, nada tiene que envidiar a la palabra develada por los hombres, hecha logos racional, menesteroso y humilde a veces, soberbio y fundamentalista la más de las veces, nuestras notas, lector, te sorprenderán por esa verdad revelada-develada que se hace caricia, aunque aún envuelta en el enigma de la palabra que esconde su plena epifanía. Por eso la verás subyugante y sobrecogedora, interpelándote el alma.

Todos hemos emprendido el ascenso de nuestra propia escalera vital, desde el peldaño de la niñez, inocente y promisoria, en procura de llegar al último de la plenitud transidos de la Esperanza que nos baña de "la sana perseverancia de la espera", de la Fe que compartimos creyentes e increyentes pues ella "nos va revistiendo de las certezas que hacen mover el mundo" y del Amor, virtud de virtudes, que "permanece para siempre y nos trasciende" invitándonos al banquete salvífico de la comunión entre los hombres y obligándonos a volver a la Fuente eterna en que el Arcano se hace Palabra, camino, verdad y vida.

Aunque no todos hemos sido tocados por la gracia plenificadora, que es don y compromiso inexorable, te invito, lector, a navegar por las aguas de la confianza infinita que brotan de este manantial de notas edificantes. Arrójate a ellas, déjate bañar, y verás que unas gotas de la Gracia habrán salpicado tu alma.

Inés Riego de Moine

Introducción:
Pude ver que la escalera de la elevación del hombre parte de Dios hacia nuestro mismo centro. Contemplo su forma en caracol y percibo la transparencia a nuestros humanos ojos. Ella se sostiene por el pilar de las virtudes. Es una columna enorme, que se agudiza en su parte superior y va cobrando una luminosidad tan grande, que me enceguece y no puedo distinguir su ápice.
Su base es la pura Esperanza. Es ancha como para abarcarnos desde el naciente al poniente y nunca perderse. Esa característica nos baña de humilde sabiduría y conocimiento en la sana perseverancia de la espera.

Luego, más adelante, más arriba, el sostén se convierte en vigorosa Fe, que libremente nos va revistiendo de las certezas que hacen mover al mundo.

Y en una tercera etapa, más elevada y espiritual, el pilar se transforma en perfecto y luminoso Amor. Y es tan grande esta virtud, que supera la dimensión de esta vida, ya que permanece para siempre y nos trasciende (cfr. Cor 13).

Entonces supe que todas las obras que edifican al hombre empiezan con un inspirado pensamiento. Luego, estos se convierten en proyectos y de ahí, los otros pasos de su materialización.

Sé lo que estoy sintiendo. Lejos de estar en la torre de la confusión babélica (cfr Gen 11, 1-9), me siento en un maravilloso Pentecostés, que va hablando en el mismo idioma del entendimiento (Hch 2, 1-11). Es un dulce viento que va haciendo de cada grada móvil brotar un sonido, una nota por peldaño, para que desde un golpe de todos mis sentidos pueda distinguir estas primeras 176 notas divididas en 22 claves.

De aquí en más, las claves y las notas de los sonoros escalones.
A.J.M.R.

Algunas páginas del libro...


Espero que lo hayan disfrutado,
aunque sólo puse unas poquitas.

4 comentarios:

Lucas Aguirre. dijo...

me gusto la imagen de la columna-piramide :)

Lucas Aguirre. dijo...

y sus etapas, esta bueno, he pensado cosas levemente parecidas, son de todos

Cherry Carol dijo...

Bellísimo... q buena obra... ahhh (suspiro) sabes q? me proyecté cuando vi las págians de tu libro, porq tengo un par d ideas parecidas... con aforimos + imágenes, pero tendrá una estética mas surrealista o simbólica, porque intento reflejar la transformación del alma... como cambia todo en la vida cuando te dejas llevar por la mano de Maestro ;)...
CLAP CLAP CLAP CLAP! Donde puedo comprar tu libro?

Saludo grande y una ráfaga de alegría para vos!

ANTONIO J. M. RIEGO dijo...

Gracias por sus comentarios...



El libro creo que está en Elka, Mundo del Libro, Librería del Dinosaurio Mall...